Alexis Deacon
Ekaré 2012
Esta es la historia de dos huevos que aparecen juntitos y rompen el cascarón a la vez, naciendo un pájaro y un cocodrilo que, desde ese momento, piensan que son hermanos.
Aprenden a hacerlo todo juntos, a comer, a dormir, volar, incluso flotar y cantar, cada uno en la medida de sus posibilidades, hasta que acaban tropezando con otros animales de su misma especie.
A partir de ese momento deciden explorar cada uno su entorno e intentar encajar entre sus nuevos conocidos, pero las vivencias que les unen son muchas y vuelven a reencontrarse.
Aunque el tema de la convivencia entre especies distintas puede recordar a otros muchos cuentos, el autor ha sabido construir un relato tierno, emotivo y con entidad propia gracias a la sabia combinación de un texto corto pero suficiente, con ilustraciones delicadas y secuencias bien escogidas, donde el lector participa del vinculo que se crea entre dos seres, enfrentados por naturaleza, pero que se sienten parte de algo sin dejar de ser ellos mismos.
Las situaciones presentadas dan pie a la reflexión sobre el amor fraternal y los lazos familiares, y a plantearse si todo consiste en tener la misma sangre o puede haber factores y sentimientos por encima de la genética. MB
Anuncios