David Lozano Garbala
SM, 2013
En la época de mayor poder de la Iglesia en España, en la que la Inquisición decide sobre las creencias de las personas, Pedro de Ortuña, noble zaragozano, es acusado de herejía y encarcelado por Fray Agustín de Saviñán, jefe de la institución en la ciudad. Pero tras la acusación, basada en la ayuda que el noble prestó a un anciano judío tirado en la calle, se encuentra la ambición del inquisidor por los bienes de la baronía de Alfajarín.
Con ayuda de fieles amigos que creen en la honestidad de Don Pedro, su hijo, Luis de Ortuña, recién llegado de Italia, se hará pasar por Ginés de Alcoy, un noble mercader de telas, cristiano viejo, para infiltrarse en las entrañas del Santo Oficio y conseguir la confianza de Fray Agustín, con el único objetivo de salvar a su padre. En esta tarea se interpondrá el amor que de forma inesperada comenzará a sentir por Ana de Saviñán sobrina de su mayor enemigo.
Una novela inquietante que utilizando los recursos propios de la novela de aventuras y de intriga retrata una de las épocas más oscuras del catolicismo en nuestro país. Con todo lujo de detalles describe el fanatismo, la manipulación, la mentira y las artes de tortura utilizadas por esta organización obsesionada por limpiar de judíos el reino de Castilla y Aragón.
El minucioso trabajo de documentación reflejado en la ambientación de la novela permite al lector introducirse de lleno en la trama, a pesar de que en ocasiones su  minuciosidad en la narración de los acontecimientos aporte pesadez a la  lectura. Los personajes, bien construidos, malvados en unas ocasiones, fuertes y valerosos en otras, evolucionan de forma orgánica a lo largo de la obra, principalmente Luis, su protagonista, que navega en un mar de dudas poniendo en cuestión sus acciones en función de su propia moral, valores y principios. Los diálogos aportan gran eficacia al discurrir de la acción hasta el desenlace final, no por difícil de conseguir menos esperado. MLP
Recomendado a partir de 15 años.
Anuncios