Heinz Delam
Alfaguara, 2014
Gloria acaba de recoger ante notario una misteriosa caja antigua herencia de un tío apenas conocido desaparecido en extrañas circunstancias. Al abrir la caja descubre un misterioso sextante de navegación que perteneció a su antepasado Jacques de Vallencourt, marino, explorador, astrónomo, alquimista e investigador de los misterios del universo.

 

A pesar del deseo de Enrique de que Gloria siga sus pasos y descubra el excitante misterio que esconde el sextante, ella decide vendérselo a Ricardo Mingorance, anticuario y aviador, que junto a su hijo Alejandro pronto se verá envuelto en la excitante aventura que esconde el aparato.

 

Paralelamente, Liam e Yraya han quedado atrapados en una tenebrosa isla, cercana al archipiélago Canario, solo visible a través de  coordenadas desconocidas para los navegantes. Allí tendrán que enfrentarse a poderosas fuerzas procedentes del inframundo, ayudados por la joven Hiurma, que sobrevive para defender la única arma capaz de acabar con los peligros de la isla, la daga llamada Kanjar de Guayota, clara referencia a la figura que representa al Demonio en las leyendas canarias.

 

Los destinos de estos personajes confluirán en San Borondón, la isla que navega entre dos mundos, en un universo paralelo al de los humanos. El autor narra sus aventuras valiéndose principalmente del diálogo, en capítulos cortos que aportan ligereza a la lectura, dedicados alternativamente a ambos grupos hasta que sus vidas se juntan en las páginas finales.

 

Aunque parte de un planteamiento realista el autor introduce pronto el género fantástico con claras referencias a la mitología canaria por un lado y a los viajes en el tiempo por otro. Los mecanismos de funcionamiento espacio temporales de la isla y de sus visitantes pueden aportar un grado de dificultad a la comprensión de la trama a aquellos lectores poco familiarizados con las leyes de la física y las novelas de este género. A pesar de tratarse una lectura recomendable, conviene advertir que la carga de misterio y tensión que la obra va adquiriendo a lo largo de sus páginas no es merecedora de su final, precipitado y falto de acción.

 

El abismo de Diablo es continuación de La sima del diablo, con la que comparte escenario y personajes, pero puede ser leída independientemente de su predecesora. MLP

 

Para lectores a partir de 12 años.