encender la nocheRay Bradbury, Noemí Villamuza. Kókinos, 2014

A los portadores de luz. Así reza la dedicatoria que encontranos nada más abrir el libro que escribió R. Bradbury en 1955, del que hay diferentes ediciones y aquí presentamos la más reciente en español, la que rescata la editorial Kókinos.

Escrito para alejar los miedos de uno de sus hijos, el autor, más conocido por títulos como Fahrenheit 451 o El hombre ilustrado, en esta ocasión se adentra en la historia de un niño que, incapaz de superar su miedo a la oscuridad, se siente triste y aislado de otros niños que ve jugar despreocupados desde su ventana. Con un lenguaje poético basado en repeticiones sonoras y juegos de palabras, que quizá tengan más efecto en el idioma original, consigue intensificar la sensación de angustia que siente el protagonista ante la noche y la falta de luz.

Hasta que, de repente, aparece en su casa una misteriosa personita que le hace ver las cosas desde otro punto de vista y, dándole un vuelco a la situación, le explica que los interruptores no apagan la luz, solo encienden la noche. A partir de ese momento, un mundo mágico, antes oculto por sus temores, se abre para el niño que, poco a poco, irá perdiendo su miedo.

El lápiz de N. Villamuza juega de manera acertada con volúmenes y colores, consiguiendo imágenes llenas de ternura con pocos elementos, con gestos y miradas que transmiten el mundo interior por donde transita el niño, haciendo al lector partícipe del descubrimiento y superación de una de las situaciones más comunes de la infancia. MB

Recomendado de 3 a 5 años

 

Anuncios