untitled (6)Chris Grabenstein. Hidra, 2014.
Resulta imposible leer esta obra y no entender rápidamente su relación con el popular título de Roald Dahl Charlie y la fabrica de chocolate. El personaje principal, Luigi Lemoncello supone un homenaje a Willy Wonka, el genio de los inventos en su fábrica de chocolate, si bien en este caso, los inventos tienen que ver con los libros y las bibliotecas y no con los dulces y golosinas.
También el inicio del libro supone una referencia al clásico del gran Roald Dahl. El Sr. Lemoncello, inventor de los juegos electrónicos y de mesa más populares y divertidos, quiere transmitir a los niños de su ciudad natal, Alexandriaville, su amor por los libros. Para ello reconstruye la biblioteca pública destruida doce años atrás, y para su inauguración, que coincide con su cumpleaños, invitará a doce jóvenes de doce años, los que se cumplen de la destrucción de la antigua biblioteca, a pasar una noche en el nuevo edificio jugando a ¡Escapa de la Biblioteca del Sr. Lemoncello!. Para salir, los chicos y chicas elegidos tendrán que desplegar todo su ingenio para descifrar una serie de complicados enigmas y jeroglíficos cuya solución se encuentra en el título de algunos de los libros más populares de la literatura infantil y juvenil anglosajona.
Supondremos que estas referencias culturales junto a las referencias evidemtes de algunos de los personajes y el ingenio que deben desplegar para ganar el premio, son los puntos fuertes que han hecho que el libro se convierta en súper ventas del new York Times. Sin embargo, el primer punto puede convertirse en un obstáculo para los lectores españoles ajenos al noventa por ciento de los títulos citados (exceptuando los nombrados más arriba) que no acabarán de comprender las relaciones entre las pistas ofrecidas para descifrar los enigmas y el resultado final. Si además, para resolver cada prueba resulta de vital importancia conocer la clasificación bibliográfica de la biblioteca, cosa inusual entre los lectores y usuarios, el caso empeora cuando dicha clasificación no es la CDU con la que estamos familiarizados los profesionales bibliotecarios españoles, sino la Clasificación Dewey utilizada en las bibliotecas americanas.
A pesar de todo ello, otros factores juegan a favor del libro, como son la construcción de los personajes principales, y una serie de valores como el trabajo en equipo frente al individualismo, el juego limpio, la defensa de la lectura como fuente de información y conocimiento y la defensa de los antiguos soportes, tanto de libros como de juegos, frente a los modernos impulsados por las nuevas tecnologías. MLP
A partir de 12 años

Anuncios