la oscuridad1Lemony Snicket y Jon Klassen. – Océano Travesía, 2015

La oscuridad se esconde en muchos de los rincones de la casa de Laszlo. En un cajón cerrado, en el hueco de la escalera, tras la cortina de la bañera… La oscuridad se instala cada día en la casa cuando llega la noche y Laszlo le tiene mucho miedo, pero ella no teme a Laszlo, por lo que un día sube a su habitación para explicarle que su presencia es necesaria e inevitable y que se puede vivir con ella.

Sabemos que el protagonista, único personaje humano de la historia, tiene miedo a la oscuridad desde la primera frase del libro, muy explícita, no invita a suponer, solo a esperar. Ya las primeras ilustraciones plantean el conflicto, esa relación entre Laszlo y la oscuridad, personaje aterrador y silencioso, siempre presente, que se anuncia con sombras cuando el sol se oculta. Desde los ojos del niño, empequeñecido ante la grandeza de la vieja casa que habita, conocemos los rincones en que se guarda su enemiga. Pero existe también la curiosidad, la atracción, esa llamada que sólo los valientes escuchan, camino posible para vencer el miedo, a la que Laszlo responde. Su linterna, rayo de luz protector, esquiva a la oscuridad que se arremolina en sus bordes, porque no existe oscuridad en la luz, ni ésta tiene sentido sin la primera.

Las ilustraciones imprimen fuerza e inquietud a la historia. El trabajo de Jon Klassen en guache a doble página y a sangre, juega con las perspectivas, el contrapunto y los claroscuros. El negro va tomando las páginas a medida que la historia avanza, dando protagonismo a la casa, mostrando o escondiendo los espacios para añadir intensidad y fuerza al texto, sobrio y lleno de misterio.

Un álbum muy recomendable que ayudará a los lectores a vencer el miedo a los rincones oscuros en los que nada se esconde cuando se escapa la luz, a entender que siempre tendremos la posibilidad de abrir los ojos para vencer ese miedo y que por mucho que lo evitemos, siempre junto a la luz habrá un lugar de oscuridad, pues ambas son dos caras de una misma realidad.

La oscuridad  fue considerado por The New York Times y Publishers Weekly uno de los mejores libros infantiles de 2013. M.L.P.

De 4 a 6 años