mama cien brazosMariana Pabstleben. – Mil y un cuentos, 2015

Mamá cien brazos es una mamá como muchas. Multitarea, sufridora y entregada, está dispuesta a todo por hacer posibles los deseos de sus dos hijitas. Y como con dos brazos no tiene suficiente, poco a poco y sin darse cuenta mamá desarrollará un brazo tras otro hasta cien, para así ser capaz de más, única forma de satisfacer los caprichos de las niñas. Ellas se dan cuenta, y aunque de esta manera son felices, a veces añoran esos momentos en que su mamá se paraba y jugaba, mostrando su cara más amorosa y tierna.

Narrado en estilo metafórico y tono añorante por la hija mayor de la mamá protagonista, el texto es susceptible de varias lecturas. Por una parte, los niños entenderán (más difícil será llevar a la práctica) que no debemos cargar a las madres con más tareas de las que pueden realizar. Por otro lado, el adulto debería cuanto menos reflexionar sobre la responsabilidad que cada uno debe asumir en la sobrecarga de trabajo derivada de la crianza y las tareas del hogar. Esas tareas de más, innecesarias, improductivas, que asumimos solas, negándonos a compartir, delegar o parar en nuestro día a día, sin establecer prioridades en favor de una vida que dé menos importancia a complacer y más a disfrutar, a encontrarnos con nosotros mismos y ser felices junto a nuestros seres más queridos, los hijos. La autora, rompe aquí una lanza en favor del hombre, utilizando al papá de la historia (único momento en el que aparece) como el artífice de ese momento de reflexión, ese suspiro en el que la mujer se para y piensa en todo lo bonito que está dejando pasar por querer hacer más de lo que puede.

Las ilustraciones, en una paleta de colores fríos, blanco, rojo azul y negro, contribuyen con su movimiento a dar ritmo y precipitación a la historia. Las figuras, rotundas, de cuerpos informes y rostros estáticos y feistas que recuerdan en ocasiones al estilo cubista, expresan el descontento, el cansancio y la exigencia en sus ojos rasgados y bocas negras, redondas, caprichosas, lloronas, suplicantes.

Un álbum escrito y protagonizado por mujeres que critica abiertamente esa tradicional actitud machista tan femenina, por suerte cada vez menos frecuente, de querer asumir todas las tareas relacionadas con los hijos. M.L.P.

De 6 a 8 años

Anuncios