monicayyo1Mónica Hernández González es Diplomada y Licenciada en Biblioteconomía y Documentación por la Universidad de Salamanca. Se aficionó a la animación lectora recorriendo pequeños pueblos de la provincia castellana de Ávila  y hoy lleva ya casi 9 años animando a niños lectores en bibliotecas como la Biblioteca Regional en Murcia. Actualmente está encantada de poder recorrer España y el resto del mundo en busca de un cuento que contar a todo aquel que quiera escuchar.

Sabemos que puede haber polémica en torno a la denominación de los artistas que os dedicais a contar historias. Tú ¿Cómo te defines? ¿Narrador/a, narrador/a oral, cuentacuentos, contador/a de historias, cuentero/a, cuentista…?

Cuentacuentos, además es un palabra que me encanta, y en inglés me gusta mucho Storyteller, que en realidad traducida sería narrador de historias

¿En qué momento y por qué decidiste dedicarte a contar historias?

Hace ya alrededor de 8 o 9 años…al principio me encantó la idea de leer cuentos por el placer de leerlos y luego ya después contarlos y poner en palabras ideas, valores o curiosidades para los niños pequeños que todavía tienen que conocer mucho el mundo.

¿Tienes algún tipo de referente? ¿Algún narrador o narradora admirado/a?

Recuerdo de pequeña en Avila, en mi antiguo barrio, a un abuelito llamado Faustino que se sentaba siempre en la misma esquina a tomar el fresco porque tenia problemas de movilidad y allí se pasaba las tardes de verano contándonos historias que le habían ocurrido…no recuerdo muchas de ellas, solo se que eran vivencias propias y que eran encantador oírle contarlas. Sobre otros cuentacuentos, he visto varios pero al final creo que todos lo llevamos dentro, sobre todo si es apasionante lo que queremos contar.

¿Qué tipo de historias son tus preferidas?

Las que mezclan realidad y ficción o fantasía al estilo de los romances de la Edad Media.

¿Te pones algún límite a la hora de contar?

Creo que no, simplemente la historia tiene que gustarme y llenarme, sino casi es imposible contarla, no pones pasión en ello si al final no te gusta.

¿Tienes algún personaje, palabra, objeto o elemento recurrente que aparezca en todas las historias que cuentas?

Me encantan los principios y finales, tan recurrentes en los cuentos, que efectivamente indican que alguien pide atención, que va a contar una historia: Erase que se era…., Erase hace mucho, mucho tiempo…. El uso de onomatopeyas o de imitaciones de sonidos de la vida diaria: el viento soplando, llamar a una puerta con los nudillos sobre una mesa de madera, hacer que corres pateando el suelo, hacer el trote o el relincho de un caballo…y mantener el suspense bajando la voz en momento clave, hacen que los niños mantengan la atención. Y por supuesto cantar canciones de toda la vida: el corro de la patata, pachin pachin, pachin!!!, estaba la pastora…!!!….

¿Qué proceso sigues a la hora de crear un nuevo espectáculo?

Buscar ideas en la web, ahora hay muchos blogs y vídeos de cuentacuentos…que pueden ser útiles para obtener ideas, siempre teniendo el cuento ya elegido y viendo que es lo que le puede ir mejor. Buscar materiales para reciclar y hacer atrezo, o simplemente buscar en el armario ropa colorista que pueda llamar la atención y elaborar los utensilios que salgan en el cuento con cosas que sean habituales en la vida cotidiana: globos, pañuelos, cajas de madera, sombreros…y para los broches finales: confeti, bengalas, o simples papelillos de colores recortados….en realidad cualquier pequeña cosa sirve, solo hay que echarle imaginación y pensar que tu eres el verdadero espectáculo. Además ahora el propio cuento en imágenes ayuda mucho, solo hay que enseñarlo al público y el resto esta hecho.

¿A qué tipo de público prefieres contar, con qué edades te sientes más cómodo/a?

Entre los 3 y 6 años es muy divertido, si les enganchas desde el principio es muy gracioso verles disfrutar de cualquier historia. Aunque los mayores de 9 a 12 años, a los que durante un tiempo hicimos sesiones de cuentacuentos en la Biblioteca Regional de Murcia, también eran muy agradecidos, resultó que historias que parecía imposible que pudieran gustarles al final les gustaban, creo que realmente estaban enganchados a la actividad…les gustaba que les contaran historias. Sin embargo los más pequeños vienen más porque son los padres los que quieren que se habitúen a estar concentrados en escuchar y estar calmados y relajados en algún momento del día.

¿Qué crees que falta por hacer para popularizar más tu trabajo entre un público juvenil y adulto?

Se hace poco marketing de este tipo de trabajo, ahora se llevan más los monologuistas, que por otro lado no dejan de ser otro tipo de cuentistas de historias. Pienso que los festivales solo dedicados al teatro, titeres y cuentacuentos tanto para adultos como para niños deberían estar mas extendidos y estar más patrocinados y publicitados tanto para niños como para mayores.

¿Puedes decirnos algún libro que te marcara cuando eras niño? ¿Y de adulto?

Siempre me ha encantado la Historia Interminable de Michael Ende, creo que lo llegue a leer hasta 3 veces y La historia de Momo del mismo autor que fue un libro que me impacto mucho en mi infancia. Los libros de la colección Barco de Vapor también me gustaron mucho. Ahora leo sobre muchos temas, sobre todo profesionales.

Gracias, Mónica, por contestar a nuestras preguntas y esperamos coincidir contigo en más de una ocasión

Anuncios