Ratón que faltabaGiovanna Zoboli y Lisa D’Andrea. – A buen paso, 2015

Había una vez un gato con un gran objetivo. Debía imaginar un millón de ratones antes de su decimoctavo cumpleaños. Por eso, y aunque ya eran muchos los que había sido capaz de pensar, su cabeza estaba llena de ratones. Y cuando sus amigos pasaban a buscarlo para ir a pescar, a buscar caracoles o a visitar tiendas de antigüedades, él no tenía tiempo, pues se encontraba imaginando un ratón nuevo. Sin embargo, había un ratón que se le resistía. Un ratón muy particular, un ratón misterioso, con su cola, sus bigotes, su hocico puntiagudo…pero alejado de su imaginación. Hasta que un día…llamaron a la puerta.

Un precioso cuento con tiernas y divertidas imágenes en las que gatos y ratones comparten protagonismo en armonía. Los ratones imaginados se presentan en una sucesión de imágenes, casi un catálogo, de todo tipo y condición. Cientos de ratones entre los que pasar horas buscando ese animalillo que se le escapa al protagonista.

Una metáfora de la búsqueda de la felicidad, del amor, o de la armonía. Ese objetivo que nos obsesiona y que por lo general llega cuando menos se le espera, malgastando en el camino nuestras posibilidades y capacidades de disfrutar de la vida. M.L.P.

A partir de 4 años