4571_Vaya ollaAnna Obiols y SUBI. Milenio, 2015

Una niña entra en la cocina y ve una olla lista para cocinar. La mira y su imaginación empieza a volar. Ya no es una olla, ahora es un coche, que a gran velocidad, la lleva hasta el circo para hacer magia. De vuelta a casa, es un jardín que hay que regar; jugando a las princesas será una carroza hecha a medida y cuando se quiera esconder, con la tapa nadie la podrá ver; para dar un concierto nada como una batería y si hay tempestad será un buen refugio donde se podrá cobijar. En el jardín, en lo alto de una rama, convertida en cabaña, se pondrá a soñar…

Carla, necesito la olla, la voz de su madre pone fin a esta emocionante aventura y la olla, además, servirá para hacer un rico caldo de verduras.

Este pequeño álbum ilustrado supone un juego de creatividad muy útil para aquellos padres cuyos hijos puedan, en un momento concreto, están cansados de los juguetes convencionales. Una idea para ofrecerles algo más estimulante que despierte su imaginación y les permita bucear en un mundo de libertad donde todo es posible.

Las ilustraciones son acuarelas en tonos grises, sobre fondo blanco, perfiladas en negro, donde resalta el vestido rojo de Carla. Este juego de contrastes resulta muy efectivo para distinguir el mundo imaginario, en tonos grises, del mundo real, en color rojo. Estas expresivas ilustraciones se ven enriquecidas con un texto breve y rimado que aporta musicalidad a la secuencia de situaciones por la que pasa Carla con su olla.

Su formato cuadrado, con pastas en cartoné y puntas redondeadas, lo hacen es muy manejable. AR

A partir de 2 años