Una vacaJuan Arjona y  Luciano Lozano. – A buen paso, 2015

Pocas cosas suelen pasar a diario en la gran ciudad capaces de llamar la atención de sus ciudadanos, abstraídos por los quehaceres de una rutina que no da tiempo a excepciones. Sin embargo, que un animal de gran tamaño atraviese la ciudad y nadie se de cuenta sería muy, muy raro, ¿no?.

A las 7:12 horas de aquella mañana, cuando los vecinos comenzaban a hacer sonar sus engranajes, una vaca atravesó un paso de cebra bajo la sorprendente mirada del quiosquero. No sería el único en fijarse en ella. La niña que horas después observaba aburrida el patio del colegio desde la ventana de su clase, también la vio, aunque nadie quiso creerla. Hasta las 23:00 exactamente, hora en que la calma vuelve de nuevo a las calles de esta gran ciudad, varios vecinos fueron testigos de las acciones, siempre fortuitas, que la vaca fue dejando tras de sí. Gracias a ella, la pintora estuvo todo el día trabajando en enormes manchas negras, una familia rió sin parar jugando a imaginar absurdos, dos trabajadores cayeron de su andamio sin llegar a tocar el suelo, el niño del autobús se durmió, por fin, tras horas de llanto…

Una deliciosa y simpática historia que juega con la clave de colocar el absurdo en las situaciones más cotidianas y con la extrañeza de los protagonistas que sin embargo, acostumbrados a no sorprenderse de nada, pronto ven la situación de lo más normal. Un reloj marca las horas de las distintas acciones de la vaca, en unas ilustraciones corales, detallistas y muy coloridas. Luciano Lozano comienza ya la historia en las guardas del libro, en las que establece la linea entre campo y ciudad que ese día la vaca, cándida y tranquila, atravesará dos veces, al llegar y al despedirse. En ellas juega con las perspectivas y los planos generales y medios para situar las acciones diarias de los vecinos, que a veces sorprendidos, a veces ajenos al acontecimiento, podrán recordarlo siempre con una gran sonrisa. Un texto sencillo y muy divertido para reír; una historia para contar. M.L.P.

A partir de 4 años