zapico 5ovejasnegras

Hace unos días tuvimos el placer de conocer a Alfonso Zapico, historietista e ilustrador asturiano que estuvo en la librería Letras Corsarias de Salamanca para presentar su trabajo más reciente, La balada del Norte. Merecedor del Premio Nacional de Cómic en 2012 por su obra Dublinés, nos habló de sus experiencias, su forma de trabajar, su vida en Angouleme…os hubiera encantado estar allí. Con la intención de que los lectores lo conozcais un poco mejor le pedimos que respondiera a unas preguntas, que aquí os dejamos.

images (1)¿Qué te animó a dedicarte al mundo de la ilustración?

He dibujado desde siempre, desde el colegio. Nunca he parado de dibujar. En el instituto ilustré el periódico escolar, luego estudié Ilustración en la Escuela de Arte de Oviedo… Supongo que es lo que se me da mejor y por eso terminé aquí.

¿Cuáles eran tus referentes cuando empezaste a ilustrar? ¿Han cambiado?
Eran sobre todo autores de cómic franceses, porque yo siempre he tenido una conexión más fuerte con el cómic que con la ilustración. Autores como Trondheim, Sfar, Blain… que reinventaron la clásica BD francesa en los 90. Ahora me gustan un poco todos: los españoles de ahora (Paco Roca, Álvaro Ortiz) o los dibujantes con los que comparto taller en la Maison des Auteurs (Sophie Guerrive, Rayco Pulido).descarga

¿Cuál es tu proceso de creación al abordar un nuevo proyecto? ¿Siempre sigues el mismo?
Siempre es el mismo, aunque debería mejorarlo porque es muy caótico y desastroso. Básicamente escribo la historia que quiero contar desde el principio hasta el final, luego hago un storyboard para transformar la narración en viñetas, meto los diálogos y al final me pongo a dibujar. Suena sencillo, pero me da muchos quebraderos de cabeza

¿Y con qué parte de ese proceso disfrutas y/o sufres más?
Con lo que más sufro es con la creación de la historia, de los personajes, de los diálogos: hay una gran responsabilidad aquí, y si algo sale mal, todo el trabajo posterior se resentirá. Con lo que más disfruto es con el dibujo a plumilla y pincel. Hago café, pongo música… y al tablero.

¿Cómo es tu relación con la editorial?
Es una relación muy buena, casi familiar, porque trabajamos juntos desde hace años y hay una gran confianza (que es lo más importante que se le puede pedir a un editor). He tenido la suerte además de ver crecer a Astiberri, que es una editorial aún muy joven, y compartir muchos buenos momentos de esta aventura.

cubierta_mina1Tienes obras con un fuerte componente histórico y literario. ¿Es coincidencia o buscas esos temas?
Los busco a propósito, utilizo la historia y la literatura para hablar de casi todo. Son materias que me inspiran mucho, son los escenarios sobre los que mis personajes hablan y viven. Y pienso que aún pueden dar mucho más de sí.

¿Cómo ves tú la evolución de tu obra a través de los años? ¿Hasta qué punto te influye el “clima” francés?
Es una obra muy corta todavía, pero diría que tengo un estilo personal (en lo gráfico y en lo narrativo), con un dibujo cambiante que se adapata a cada historia. El trabajo en la Maison des Auteurs de Angoulême me influyó mucho al principio, fue un punto y aparte en lo que estaba haciendo. No sé si me he “afrancesado” mucho, el tiempo lo dirá.

¿Piensas que hay diferencia entre escribir o ilustrar para un público adulto y uno juvenil?
Hay mucha diferencia, claro: la forma de narrar, el tipo de historia, los personajes protagonistas, los diálogos… todo cambia dependiendo del público al que va dirigido el libro. Y por supuesto, también el tema gráfico es muy diferente: el estilo, el tipo de color…

descarga (2)¿Has pensado en hacer una obra para un público infantil?
Sí me gustaría, es una espinita que tengo clavada y que todavía no me he podido sacar. Pienso que no se me daría mal, es cuestión de cambiar la clave narrativa y echarle imaginación. Creo que no me falta imaginación, pero, por el momento, me falta tiempo.

¿Qué estás leyendo en este momento?
Tengo varios empezados sin terminar: Open, la interesante biografía de Andre Agassi, Proyecto K de Paco Gómez y también un cómic: Chroniques de la Necropole, una especie de cuaderno de viaje del dibujante francés Guy Nadaud, que vivió durante 20 años en una aldea egipcia de Luxor.

¿Qué libros te marcaron en tu infancia?
Libros y cómics: si hablamos de libros, las novelas clásicas de franceses y rusos del XIX. Si hablamos de cómic, los obligados Tintin, Asterix, Mortadelo y Filemón y los Spirou de Franquin, que eran maravillosos.

Y para terminar ¿Podrías recomendar algún título a nuestros lectores?
Un cómic que me ha gustado mucho: Rituales de Álvaro Ortiz. Álvaro realizó esta novela gráfica en Roma, en el marco de una residencia artística en la Academia de España. Es una locura que no se puede explicar pero se debe leer. ¡Ah! Y sale Caravaggio.

¡¡Tomamos nota de tu recomendación !! Muchisimas gracias por tu tiempo, Alfonso.

Un interesante autor y una estupenda persona, esperamos volver a verlo pronto.

Anuncios