AlvaroAurora Ruá y Guridi. – La Guarida, 2016

Un formato alargado, un nombre incompleto, una letra que vuela más alto que un pájaro….. Con esta divertida cubierta se presenta Álvaro Saltarín, el nuevo libro de la colección Pi de La Guarida Ediciones. Un álbum que invita a saltar, a jugar, a escuchar, a dejarse llevar… a reír y disfrutar.

Álvaro no puede dejar de saltar. Quizá lo que más le gusta del mundo es eso, saltar. Lo hace de día y lo hace de noche, en las escaleras de casa y sobre la cama. Y quizá por eso a Álvaro se le ve feliz. Su cara redonda, sus grandes orejas, cual timones, y su enorme sonrisa, ajena a la preocupación de sus padres, que no saben qué hacer ante una situación que nunca tiene fin, saltar, saltar, saltar… El día que una gran feria llegó al pueblo, Álvaro esperó saltando junto a su madre el turno para subir a la cama elástica. Y allí comenzó su gran viaje. En el primer salto aún no sobrepasó los tejados; en el segundo, ya vio la ropa tendida en ellos; en los siguientes, rozó las nubes y siguió subiendo, y subiendo y subiendo…. Mientras, abajo, su madre, no podía creer lo que estaba viviendo.

Aurora Ruá ha escrito un cuento para decir en voz alta, un texto breve y sencillo con el ritmo propio de las historias orales. En sus palabras, la ternura del escritor que ama a su personaje y lo comprende, lo mima y le da más, lo lleva a lo más alto, le da lo que quiere, y lo deja disfrutar y ser él mismo. No hay lección ni enseñanza en la historia, solo divertida crónica de lo sucedido, una anécdota fantástica que, como decíamos al principio, invita a reír y disfrutar.

Y qué mejor complemento que CONTAR, en mayúsculas, mostrando las imágenes de Guridi, siempre tan expresivas, que mezclando técnicas, juega con las perspectivas y los tamaños de los personajes y objetos. Cada doble página contiene un plano general o medio de la historia, en una sucesión de escenas muy cinematográfica, de fondos blancos y limpios en general, sobre los que destacan solo los detalles necesarios, en los que se ve el placer, la sorpresa y estupor de los personajes. El formato vertical y alargado es todo un acierto y un guiño a la afición del protagonista. Y como en otras ocasiones, la publicación tiene sorpresa, pues viene acompañada de un simpático medidor alargado de pared para medir el salto de los lectores de este divertido y precioso cuento en el que los niños encontrarán un nuevo, atrevido y simpático amigo. M.L.P.

A partir de 4 años

Anuncios