portada_el-afinador-de-habitaciones_celso-castro_201602111202El afinador de habitaciones

Celso Castro. Planeta de libros

A veces, leyendo un libro, descubrimos un autor cuyo estilo nos impacta por la precisión y calidad narrativas. Buceamos en la red buscando nuevos títulos y descubrimos que están descatalogados, seguimos buceando y nos llevamos la sorpresa de que alguna editorial los ha rescatado para hacer una edición digital. Esto nos ocurrió con Celso Castro, autor del que recientemente reseñamos Entre culebras y extraños y del que hemos descubierto una edición digital de su novela El afinador de habitaciones. Esta edición digital, como ya ocurriera en la edición en papel, viene precedida por La cuervo, un precioso cuento, ambientado en Galicia, cuyos protagonistas están despertando al mundo y al amor.

Con El afinador de habitaciones, Celso Castro inicia los “relatos del yo” en los que aborda con naturalidad la desorientación de unos protagonistas, jóvenes y adolescentes, que no acaban de encontrar su sitio en el mundo, mientras experimentan con el alcohol y las drogas.

La novela está narrada en primera persona, por un muchacho de 17 años, que trabaja en la librería de su tío y vive en casa de su abuela, con el fantasma de su madre. Un muchacho sensible, que se siente desprotegido y al que le desborda una situación familiar marcada por la soledad de la madre muerta y el deterioro de una abuela entrañable que vive de recuerdos. Para mitigar la ansiedad que le provoca este entorno, abusa del coñac y se inicia en el consumo de anfetaminas, al tiempo que tiene sus primeros escarceos amorosos.

En medio de un estilo narrativo pulido y medido al milímetro, en el que nada sobra, descubrimos un vocabulario muy rico, con referencias culturales a la filosofía, la música y la literatura, envuelto en una naturalidad que elimina cualquier atisbo de pedantería. Una novela muy recomendable que nos hará disfrutar y reflexionar. AR

Aprovecharemos esta incursión en la literatura digital, para incluir en nuestro blog aquellas ediciones digitales que rescaten buenas obras descatalogadas.

Edad recomendada a partir de 17 años.

Anuncios