El bosqueJutta Richter y Jörg Mühle. – Lóguez, 2015

Como lectores tenemos que saber que no todas las historias que nos leen o leemos son ciertas. Aunque dicen que en todas las historias hay algo de verdadero, hay que aprender a reconocer la auténtica verdad. Por eso cuando Hermine le contó a Robert que tras los calcetines rojos que descubrió en el sótano, se encontraba una hermosa bruja que vivía en lo profundo del bosque, a la que le encantaba tejer, Robert se resiste a creer que esa joven fuera bruja. Sin embargo, tras ponerse los calcetines y sentir unas incontenibles ganas de reír, supo que esa chica existía y que tenía que ir en su busca.

Robert es repartidor de carbón, vive en la ciudad y le gusta coleccionar las historias que le cuentan. Con ellas sueña cada noche e imagina hermosas situaciones en las que él es protagonista, y esta noche ha soñado que la joven tejedora lo ama. Karla vive en el bosque, le encanta tejer, recolectar y hacer magia y como está tan sola, cuando se encuentra una rana sueña que es un príncipe. Aunque Robert y Karla son felices, se encuentran muy solos. Sólo Hermine, capaz de ver la magia que habita en las personas, sabe que los dos jóvenes están destinados a encontrarse.

El bosque de la bruja… cuenta cómo Robert y Karla llegaron a conocerse, pero además es una historia de historias, como la historia de la bruja, la historia del hijo de la bruja que nunca tenía bastantes, Cómo apareció el arcoiris o La historia del príncipe del escaparate. Jutta Richter las narra de una forma sencilla, desenfadada y ágil, enganchando al lector en un mundo de magia, conjuros y fantasía en el que tendrá que aprender a distinguir qué es verdad y qué es mentira. Historias que pone en la voz de los protagonistas mientras avanzan en su relación de amistad, que irremisiblemente acabará en amor. Ojalá conseguir la felicidad fuera siempre tan sencillo. Y ojalá hubiera más libros dirigidos a pequeños lectores que mostraran un amor tan inocente, alegre y verdadero. M.L.P.

A partir de 7 años

Anuncios