cubierta-monstruoPatrick Ness, Siobhan Dowd y Jim Kay. – Penguin Random House (DeBolsillo), 2016 (reimpr.)

La popularidad en España del libro Un monstruo viene a verme, escrito en el año 2011 por Patrick Ness a partir de la premisa y personajes de la escritora fallecida en 2007 Siobhan Dowd, viene precedida por su adaptación al cine a cargo del director español Juan Antonio Bayona. Hasta que el gran público comenzó a tener noticias del rodaje, poco sabíamos de esta conmovedora historia que sin embargo ha sido traducida en cerca de veinte  países y galardonada con premios como el Nacional Galaxy, votado por libreros, el The Red House, cuyo jurado está compuesto por niños, además de ser el primer libro en ganar, al unísono en 2012, dos de los premios más prestigiosos del Reino Unido: la Medalla Carnegie al mérito literario y la Medalla Kate Greenaway al mérito artístico a las impactantes ilustraciones de Jim Kay.

A pesar de lo que pueda parecer, Un monstruo viene a verme es una novela anclada en la cruda realidad de Conor, un niño de trece años enfrentado a una situación dramática a la que se suman las consecuencias de su propia reacción ante ella. La enfermedad e inminente muerte de su madre, lo ha convertido en un adolescente distante, rebelde en ocasiones pero inevitablemente vulnerable, solitario por decisión propia en su no deseado pero aprovechado papel de víctima, tanto en el colegio, en el que nadie parece verlo como un alumno normal, como en casa, donde se niega a sí mismo una protección que los adultos quieren pero no les resulta sencillo darle.

Lo fantástico de la obra viene de la mano de la metáfora del horrible monstruo/tejo que cada día, justo siete minutos después de las doce, y tras la pesadilla que cada noche aterroriza a Conor desde que fuera consciente de la enfermedad de su madre, aparece en su ventana para recordarle que el auto engaño y la mentira no son el camino para salir de una situación difícil. El miedo que el monstruo pueda causar al lector/espectador, no se corresponde sin embargo con las sensaciones de indiferencia, rechazo, enfado e inacción por las que pasa el protagonista, convencido de que ha venido para salvar a su madre. A través de las historias contadas por el monstruo, Conor sufrirá una transformación interior que le hará entenderse a sí mismo y enfrentar la realidad desde la consciencia y desde la  terrible e inevitable verdad, sin obviar el dolor que en ocasiones acarrea el vivir.

El estilo ágil y sencillo de Patrick Ness, y su forma de narrar en capítulos cortos, abundante en diálogos cargados de información implícita, crean un interés en el lector que conduce a través de las paginas del libro hasta un final no por previsible menos deseado. Las voces de los protagonistas, reflexivos, cargados de silencios, bien construidos y no siempre amables, dan profundidad a una trama que mezcla con maestría realidad y fantasía, haciéndonos en ocasiones dudar sobre el verdadero genero de la obra.

Varias son las editoriales que aprovechando la estela de la película han lanzado la edición de la obra impresa. Ediciones impecables en tapa dura, especiales en algún caso y enriquecidas sin duda con las sugerentes y en ocasiones terroríficas ilustraciones originales de Jim Kay.

A la espera de ver la película, los amantes de la literatura que no conocieran la novela deberíamos al menos agradecer a Bayona el acercamiento a esta obra íntima y emotiva, que sin duda conmoverá a jóvenes y adultos.

A partir de 13 años