9788423350643Jenn Díaz. Destino, 2016

La influencia literaria que ejercieron Ana María Matute y Carmen Martín Gaite sobre Jenn Díaz es una de las razones por las que esta jovencísima autora escribe sobre personajes pertenecientes a una generación que nada tienen que ver con la suya. Y, aunque en ambas casos, la mujer juega un papel muy importante en la narrativa, mientras las primeras reivindicaban un nuevo modelo de mujer, Jenn Díaz nos muestra cómo la presencia masculina sigue pesando sobre algunas mujeres. Sin embargo, tanto la narrativa de posguerra de Matute y Martín Gaite como la actual de Díaz consiguen reflejar en sus novelas un realismo existencial que pone de manifiesto el sufrido papel de la mujer en la sociedad.

Si bien la novela se centra en la condición femenina, lejos de monopolizar el binomio madre-hija que da título a la novela, el relato gira en torno a las complejas relaciones que se establecen entre hermanas, madre y cuñada. Aunque la presencia de hombres es escasa, un padre fallecido, un amante que aparece esporádicamente y un pretendiente poco carismático, el peso masculino sobre las protagonistas se percibe a lo largo de toda la novela condicionando sus comportamientos.

La importancia que dan las protagonistas a la maternidad contrasta con esa estampa de soledad e incomunicación que reflejan madre e hijas conviviendo dentro de una fracasada familia convencional.

En esta novela costumbrista Jenn Díaz consigue mostrarnos una realidad amarga bajo una apariencia suave. Para ello recurre a un estilo narrativo sencillo que dibuja personajes resignados a punto de estallar. Y es ahí, precisamente en las emociones de los personajes, donde reside la fuerza de la novela; en esos sentimientos de odio, soledad, compasión o amor que son el motor que los empuja a actuar. AR

Edad recomendada, a partir de 16 años.

Anuncios