978-84-943046-0-6_gMar Pavón; María Girón. Tramuntana 2015.

Estamos ante un álbum ilustrado cuya portada, aunque nos atrae, no desvela la intensidad de su contenido. Dos pequeños y delicados zapatos azueles destacan sobre un intenso fondo rojo, roto únicamente, por el blanco de las letras. Lo abrimos y descubrimos unas guardas ilustradas que, de forma sutil, comienzan la historia.

Narrada en primera persona, por un narrador omnisciente, esta historia no es otra que la vida de nuestro peculiar protagonista. A modo de metáfora, nos mostrará un ciclo vital que incluye una alegre y activa juventud, una separación marcada por la soledad y el miedo a desaparecer, un periodo de superación que ofrece nuevas oportunidades y una nueva vida. Todo ello contado sin dramatismos y reforzado por unas ilustraciones que, un más de una ocasión, van más allá del texto completando la historia.

La convivencia, el paso del tiempo, la soledad y el miedo, pero también la superación y las ganas de vivir a pesar de la adversidad, son los temas que trata este bello álbum. El peso de la narración recae sobre unas sugerentes ilustraciones que complementan un texto conciso. Compaginando colores saturados en los momentos de más actividad física y emocional, con colores pastel en aquellos de incertidumbre y menos intensidad, María Girón enriquece el texto colocando al lector en diferentes espacios temporales. El juego con las perspectivas y los picados y contrapicados de las ilustraciones, presentadas siempre a doble página, dan profundidad a esos dibujos que resaltan sobre un fondo blanco.

La editorial Tramuntana nos ofrece una mimada encuadernación en la que todo cuenta: la portada, contraportada, las guardas que con unas sutiles ilustraciones abren y cierran la historia y la calidad de la encuadernación con pasta dura y papel de gran gramaje.

Un sugerente y elegante álbum ilustrado que nos dará mucho juego tanto si se lee de forma autónoma por el niño, como si éste lo hace en compañía de un mediador adulto. En el primero de los casos el pequeño lector podrá disfrutar en soledad de la historia y contemplar las bellas ilustraciones; en el segundo el mediador puede despertar la curiosidad del niño provocando interesantes temas de conversación y reflexión.

A partir de 6 años

Anuncios