personaBenito Taibo. – Cross Books, 2016.

Da respeto reseñar un libro cuando te ha gustado tanto que desearías que llegara a todos los adolescentes y no tan adolescentes, lectores o no, enamorados o no de la literatura, pero siempre de la vida. Una vida que podría ser la misma que la de Sebastián, el protagonista de Persona Normal, porque aún cambiando las circunstancias, hay experiencias vitales que todos experimentamos a una determinada edad; la certeza de la muerte, la incomprensión de los adultos, el despertar al amor, la transformación a la madurez, el primer concierto, el primer beso, la asunción de prejuicios, los fracasos escolares, el reconocimiento y aceptación del diferente…

Sebastián juega con la ventaja de la literatura. Porque la literatura, sin dar la formula, permite un reconocimiento del mundo que quizá no se consiga sin ella, sin la visión de grandes escritores, pensadores, poetas y aventureros que ya han vivido o imaginado aquello que en cada momento nos interesa. Sebastián tiene doce años, sus padres acaban de morir en un accidente de tráfico y comienza a vivir con su tío Paco, un personaje de cuyo pasado conoceremos poco a lo largo de la novela pero que se hará imprescindible para el lector. Paco irá creando para Sebastián una ruta literaria que será su guía vital, su salvavidas, su descanso y su consuelo. Entre ellos se establecerá una intensa relación que irá más allá del contacto habitual para instalarse en lo más profundo del ser del protagonista. Paco intentará hacer de él un hombre libre, sin prejuicios, honesto y coherente, sin miedos, amante del mundo y de la humanidad, en definitiva, una persona normal, pero sin dejar de pensar nunca en que todos merecemos una vida extraordinaria, y hacia ese objetivo debemos dirigir nuestro día a día.

Escrito desde la voz poética, serena y madura, cargada de amor y reconocimiento del Sebastián adulto hacia su tío, con el que vivió los años fundamentales de su desarrollo emocional e intelectual. El estilo del autor, sencillo y sincero hace que cada palabra, cargada de contenido se convierta en el discurso del propio lector, que no encontrará ninguna dificultad para identificarse y empatizar con cada uno de los personajes, pocos pero fuertes y necesarios. Humor, aventura, emoción y vida, además de citas literarias, cargadas de belleza y de una sencilla filosofía, lecciones vitales en las que muchos lectores podrán reconocerse.

La pasión de Taibo por la literatura y su interés por difundirla queda plasmada a lo largo de la obra y en las páginas finales del libro en las que capítulo a capítulo va citando las obras que implícita o explicativamente Sebastián lee, con un recuerdo y explicación de cómo Paco las utiliza y su sobrino las vive. Este apartado, titulado La biblioteca de Sebastián es un recorrido por algunos de los autores y títulos más reconocidos de la literatura universal, y sin duda, preferidos por el autor.

Un libro imprescindible para los amantes de la literatura y para todos aquellos que no acaban de reconocer el influjo que sus lecturas han ejercido sobre ellos. Un libro imprescindible para el adolescente que busca respuestas. Un libro lleno de libros. Un libro imprescindible. M.L.P.

A partir de 12 años